Naturaleza y Cultura Internacional Naturaleza y Cultura Internacional - Una pasion por la diversidad de la vida
Apoya nuestros programas! Inicio Nosotros Ecuador Peru Mexico Colombia Donanciones Galeria Contactenos
Por más que una década, hemos estado salvando los ecosistemas únicos y fortaleciendo las comunidades locales de los Américas.

Exitos

El sello de excelencia de las ONGs independientes es otorgado a ONGs que después de una rigurosa revisión han sido capaces de certificar, documentar y demostrar anualmente que poseen los más altos estándares de responsabilidad pública, y efectividad en sus programas y sus costos.

Suscríbase a nuestro boletín electrónico
E-mail:

 

 


 



Noticias Recientes

'En Ecuador, los glaciares regulan a los páramos'

Agosto 2016

Bolívar Ernesto Cáceres Correa, responsable del Proyecto Glaciares en el Ecuador -del INAMHI-, desde el 2000....

Del 10 al 13 de agosto de 2016 se realizó, en Huaraz (centro-occidente de Perú) el Foro Internacional de Glaciares y Ecosistemas de Montaña, organizado por el Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña (INAIGEM), y apoyado por Naturaleza y Cultura Internacional (NCI) -a cargo de la mesa temática “Mecanismos de financiamiento para la gestión de ecosistemas de montañas”-, cuyo objeto fue intercambiar experiencias y conocimientos sobre glaciares y ecosistemas de montaña, y promover la cooperación entre entes públicos, organizaciones de la sociedad civil, empresas y la Academia para la aplicación de la investigación al desarrollo sostenible de las poblaciones de montaña.

Afiche

Nacido en Ambato (50 años), Cáceres es Ingeniero Civil y Geólogo, y Máster en Gestión de Riesgos Glaciovolcánicos.

Bolívar Cáceres, responsable del Proyecto Glaciares en el Ecuador, del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (INAMHI), desde el 2000, asistió a dicha cita, y a continuación se refiere no solo a su intervención en la misma, sino al importante tema de los glaciares.

¿Cuál fue su participación en el Foro?
Fui para exponer los resultados de la segunda fase del proyecto CATCOS, que tenemos en Ecuador con la cooperación suiza, desde el 2014.

 

¿En qué consiste el proyecto?
Se lo ejecuta en un glaciar del Antisana –el Glaciar 15-, donde medimos el balance de masa mensualmente. La idea es conocer la cantidad de agua que se pierde por fusión -derretimiento- o que se gana en un año, y así evidenciar lo que pasa en los glaciares. No es para hacer ningún tipo de predicción, sino para mostrar el efecto del cambio climático en los glaciares.

¿Qué otros resultados se han obtenido?
En el tiempo de duración del proyecto, el glaciar ha sufrido pérdidas; no ha habido recuperación, como en el lapso 1999 - 2001, cuando sí la hubo, de cierta manera. En estos últimos cuatro años solo ha habido pérdidas de masa.

¿Cuánto se ha perdido?
Desde 1998, cuando comenzó el monitoreo, hasta el 2015, se han perdido, en promedio, 600 mm de agua al año. O sea, en estos casi 18 años de monitoreo ha habido más pérdidas que ganancias de glaciar, que ha retrocedido unos 250 m en el período estudiado. Hablamos de un solo glaciar, ubicado en la parte suroeste del Antisana, cerca de la laguna de La Mica.

Ahora bien. ¿Por qué los glaciares constituyen un tema tan importante?
Porque nos indica lo que está pasando con el clima. No hay que tomarlo a la ligera. En algunos sitios –no en Ecuador-, hay poblaciones que dependen en gran medida del agua que proviene de la fusión de los glaciares, y en otros lugares -aquí en Ecuador, por ejemplo-, los ecosistemas a los que conocemos como páramo dependen en cierta medida de esa agua. Es importante ser conscientes de eso.

Afiche

Cáceres propone aprovechar sosteniblemente los recursos naturales para aminorar la fusión de glaciares.

¿Se sabe cuántas personas en Ecuador dependen del agua de los glaciares?
No hay un estudio específico sobre ello, pero, en general, puede decirse que son pequeñas poblaciones indígenas ubicadas cerca de los volcanes con glaciares. Las grandes poblaciones, como Quito, Ambato o Riobamba, no dependen en gran medida de los glaciares. El agua para dichas ciudades viene principalmente de la lluvia; es decir, del agua que cae en los páramos y va a las cuencas hídricas.

¿Hay más dependencia en otros lados?
Según un estudio, menos del 2 % del agua para Quito proviene directamente de la fusión de los glaciares. En cambio, en otras ciudades, como en La Paz (Bolivia), algunas de Perú y Los Himalayas, se estima que el agua proveniente de la fusión de los glaciares puede llegar hasta un 60 o 70 % del total. En Ecuador, los glaciares regulan los ecosistemas altoandinos conocidos como páramos.

¿Es ventajoso que una población no dependa de los glaciares?
Aquí es una ventaja. Si ocurriese un fenómeno extremo y desaparecieran los glaciares del Cotopaxi, Antisana o Cayambe, las ciudades de Ecuador no se quedarían sin agua porque ese pequeño porcentaje proveniente de la fusión de los glaciares se supliría con una correcta administración del agua. Lo que habría es un efecto en el páramo: algunas especies desaparecerían y otras serían diezmadas de una forma apreciable.

¿Cuándo podría ocurrir aquello?
Estamos realizando estudios justamente para hacer un modelo y saber cuándo ocurriría, pero, en general, puede decirse que los glaciares pequeños, ubicados a menor altura, probablemente desaparecerán en los próximos 20 a 50 años, y los glaciares de gran extensión, a mayor altura, se reducirán de manera apreciable, pero permanecerán en el tiempo. En Ecuador hay dos ejemplos de lo primero: estimo que los glaciares del Illiniza y Carihuairazo durarán unos 10 años más, mientras que los grandes glaciares, como los del Cotopaxi, Cayambe, Chimborazo y Altar, ubicados a gran altura, y de gran extensión, permanecerán bastante tiempo.

¿Qué causa su fusión o derretimiento?
Aclaremos algo. El retroceso y avance de los glaciares (fusión y recuperación) es un fenómeno natural y geológico que siempre ha habido, hay y habrá, aunque sí ha sido afectado por la actividad humana, indiscutiblemente. Tratamos de cuantificar qué porcentaje de esa actividad afecta a dicho fenómeno, pues que son muchas las causas que lo producen: las variaciones de la radiación solar, eje de la tierra y campo magnético; temperatura; precipitación (lluvia); cambio de la dirección del viento; una serie de factores naturales, y adicionalmente los factores antrópicos (actividad humana). Entonces, el calentamiento global, que es lo que se ha producido, en parte, por la actividad del Hombre, no es la única causa.

¿Cuáles son los efectos de esta fusión?
La disminución de las reservas de agua dulce en todo el planeta. Otro efecto se produce en los microclimas de las zonas de los glaciares; en el caso de los grandes casquetes –polos norte y sur, e Himalayas-, los cambios en las coberturas de hielo afectan a los grandes sistemas climáticos del planeta. Son fenómenos localizados y globales. Y también la afectación a los ecosistemas asociados -plantas, animales y corrientes marinas-. Al derretirse los casquetes polares, inyectan una gran cantidad de agua dulce al mar, que tiene una salinidad, lo cual produce una variación en la densidad del agua que afecta a las corrientes y al clima.

Perú ha perdido más del 40 % de sus glaciares. ¿Y Ecuador?
Según el inventario que estoy actualizando, en Ecuador se ha perdido, en promedio, entre el 45 y 50 % de la cobertura glaciar, pero no la misma cantidad en todos los glaciares. Por ejemplo, el Chimborazo ha perdido cerca del 60 %; el Cotopaxi, si mal no recuerdo, alrededor del 48 %. Los números varían según la posición geográfica, orientación, clima, etc.

Es una cantidad significativa…
El primer inventario serio de glaciares de Ecuador data de la década de los 80 del siglo XX. En esa época, se inventariaron alrededor de 90 km2 de glaciares. Yo hice una actualización en el 2010, y ese año la cobertura fue de 60 km2. Ahora, estoy actualizando nuevamente ese inventario, y estimo que está por los 38 o 40 km2.

¿Hay que preocuparse por esas cifras o hay que tomarlas como algo inevitable?
Desde ambos formas. Al ser un fenómeno natural, si no existiese el Hombre, igual ocurriría; la diferencia es que tardaría más, mientras que, por la influencia del Hombre, este fenómeno se ha acelerado de manera dramática.

 

 



Regresa a las noticias recientes

 


Inicio     |     Nosotros     |     Ecuador     |     Perú     |     México     |     Colombia     |     Donaciones     |     Galería     |     Socios

© Naturaleza y Cultura Internacional - Todos los derechos reservados
Espanol - English