Naturaleza y Cultura Internacional Naturaleza y Cultura Internacional - Una pasion por la diversidad de la vida
Apoya nuestros programas! Inicio Nosotros Ecuador Peru Mexico Colombia Donanciones Galeria Contactenos
Por más que una década, hemos estado salvando los ecosistemas únicos y fortaleciendo las comunidades locales de los Américas.

Exitos

El sello de excelencia de las ONGs independientes es otorgado a ONGs que después de una rigurosa revisión han sido capaces de certificar, documentar y demostrar anualmente que poseen los más altos estándares de responsabilidad pública, y efectividad en sus programas y sus costos.

Suscríbase a nuestro boletín electrónico
E-mail:

 

 


 



Noticias Recientes

"En conservación es importante sintonizar experiencias"
Julio 2014

Lydia Lozano Angulo, coordinadora del Programa de Naturaleza y Cultura - México, quien estuvo en Ecuador hace poco...

La mexicana Lydia Lozano, coordinadora del Programa Naturaleza y Cultura – México (el más reciente), visitó Loja y Zamora Chinchipe para conocer las experiencias de Naturaleza y Cultura – Ecuador, su relación con comunidades locales y su cooperación con todos los niveles de gobierno. El fin es replicar estas iniciativas en México, en la medida de lo posible.

En detalle, ¿qué haces en México?
Coordino las actividades de manejo de la Reserva, y lo realizado en el pueblo de Álamos (difusión y educación ambiental).

¿Hablas de la Reserva Monte Mojino?
Sí. Es el único Programa de Naturaleza y Cultura en México. La Reserva Monte Mojino está en el Estado de Sonora -noroeste de México- y colinda con el de Arizona (EE.UU.). En su mayoría, es desértico, y está atravesado por la cadena montañosa Sierra Madre Occidental, donde empieza la selva baja caducifolia o bosque tropical caducifolio, un relicto dentro de Sonora.

Lydia

¿Cuándo empezaron las actividades?
La primera compra de áreas fue en el 2004, pero no como parte del Programa, sino como una medida de conservación de los predios y la cuenca del río Cuchujaqui. Como Programa, creo que empezó a tomar forma hace unos dos años.

¿Cuándo te integraste tú?
En octubre de 2012, cuando nació la idea del Programa y empezaron a buscar un coordinador para la oficina.

¿Cuál es la superficie de la Reserva?
Son 5 900 ha incluidas en una reserva federal llamada Área de Protección de Flora y Fauna Sierra de Álamos – Río Cuchujaqui (92 890 ha). Monte Mojino está en la subzona de preservación, el nivel más alto de conservación y manejo. Nuestra meta es conservar 10 000 ha, y realizaremos otros trámites para conservar más hectáreas sin necesidad de comprar áreas.

Ahora bien, ¿qué es lo que más te llamó la atención de los programas de Naturaleza y Cultura – Ecuador?
Visité algunas de las reservas. El Programa Bosque seco es muy similar a nuestro Programa en términos de la biodiversidad que hay y los problemas que enfrentamos. Me encantó platicar con los miembros de la Asociación del proyecto Palo Santo; me contaron todas las dificultades que tuvieron en un principio, que es justamente el estado en el que estamos nosotros, apenas acercándonos a la comunidad, sin saber realmente cómo entrar. Me gustó mucho que ellos mismos me dijeran cómo entrar, qué es lo que se debe o no hacer, cómo veían a Naturaleza y Cultura en un principio, y cómo ven a la institución ahora. Actualmente, la ven como un socio en todo, y recuerdan cómo los ha apoyado, estableciendo una relación positiva, y pese a que hay personas que aún no quieren formar parte de la Asociación, notan la diferencia en cómo pensaban antes y cómo lo hacen ahora. Además, el paisaje es muy parecido, aunque en México es un poco más bajo.

¿Allá también hay bosque seco? ¿O cómo se llama ese ecosistema?
En su mayoría, es selva baja caducifolia o bosque tropical caducifolio, que tiene las mismas características. Lo bautizamos como Monte Mojino porque es un término común; la gente local llama mojino al color que el bosque toma cuando pierde sus hojas, lo cual también ocurre en el bosque seco. Allá, el bosque adquiere un color ocre, amarilloso, que es el mojino. Si bien se trata de bosque tropical caducifolio, también se registran alturas suficientes para el crecimiento de encinos y pinos. De hecho, algunos de los predios de nuestra Reserva –aproximadamente, unas 1 200 ha- son de bosques de esas especies.

En definitiva, venir a Ecuador ha sido provechoso para ti y la institución…
Claro, porque he aprendido todo lo que han hecho aquí para replicarlo en México. En conservación, lo importante es estandarizar, sintonizar lo que se hace aquí con las experiencias en otros lugares; si no, se terminan ejecutando proyectos totalmente aislados. Los programas de Ecuador, México y, probablemente, Perú estamos conservando las mismas especies en lugares alejados entre sí; entonces, eso hace que el esfuerzo de conservación tenga un enfoque más global.

¿Especies como cuáles?
En el bosque seco lojano hay guayacán (Tabebuia Chrysantha), y allá también lo tenemos, aunque en menor medida. Además, tenemos Tabebuia palmeri, a la que llamamos amapa; florece igual que el guayacán, pero sus flores son color rosa. Asimismo, compartimos una ave -el chorlo de collar (Charadrius collaris). Seguramente, hacia acá migran especies parseriformes o canoras que también pasan por el noroeste de México. Entonces, hablamos de tener un proyecto conjunto. Pumas y jaguares también viven en México, y tenemos el mismo conflicto entre dichos felinos y los ganaderos.

Los matan porque se comen el ganado…
Sí. Bueno, allá no los están matando aún, pero sí hay bastante enojo contra ellos. Al conservar un hábitat similar, conservamos especies similares.

¿Qué hacer para solucionar el conflicto felinos – ganaderos?
Es un conflicto bastante grande. Para empezar, hemos hablado al respecto con otras ONG y la misma Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, porque los ganaderos piensan que el jaguar está reproduciéndose en nuestra Reserva y comiéndose sus vacas. Para disminuir la depredación, los ganaderos deben tener un plan de manejo de su ganado. Allá son tan extensos los ranchos –los hay de hasta 1 000 ha y un solo dueño- que las vacas están todo el tiempo vagando, y al mes se enteran de que se han comido una de ellas. Hay que dar algo para recibir algo; así, manejar el ganado -saber dónde está, guardarlo en la noche y vigilarlo bien- disminuye bastante la depredación. Hay un rancho vecino que da ejemplo: sus dueños manejan muy bien su ganado, saben dónde está, lo guardan en la noche y no tienen casos de depredación. Además, forman parte del programa de monitoreo de jaguares.

También fuiste al Pisaca, la ECSF y a Numbami. ¿Qué puede haber en común entre esos sitios y Monte Mojino?
En cuanto a la Estación Científica San Francisco y a la de la Reserva Laipuna, hemos intentado generar convenios entre diferentes universidades. El Zoológico de San Diego (EE.UU.) también trabaja allá, y la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Además, el año pasado firmamos un convenio con el Instituto Tecnológico de Sonora, para que uno de los ranchos se convierta en una estación científica. Ahora estamos buscando el financiamiento para adecuar una casa que funcione como laboratorio de campo y estación científica. Me gustó el hecho de que aquí ya tienen bastante avanzado el trabajo; todo el tiempo tienen estudiantes. En algún momento podría hacerse…

¿Un intercambio?
Sí. Allá, la Universidad Tecnológica de Sonora está realizando estudios que son necesarios acá, relacionados con el carbono, nitrógeno y calidad del agua. Entonces, más adelante podría establecerse una colaboración entre las reservas de Naturaleza y Cultura.

O sea, ver, como decías, a la conservación bajo parámetros globales...
Sí. Al final, así debe vérsela. No sirve de nada ejecutar un proyecto aislado sin ver el contexto global.

¿Cuál será el siguiente paso en México?
Cuando entré a Naturaleza y Cultura, no tenía claro qué se esperaba del Programa y de mí. Pudiese haber guiado la oficina hacia lo que yo consideraba que era la conservación, y bajo parámetros mexicanos, porque no había trabajado fuera de México, pero el hecho de haber constatado la trayectoria de Naturaleza y Cultura en Ecuador me ha dado luces para saber hacia dónde ir. Llevo bastantes ideas de aquí que pudiéramos replicar allá, obviamente adecuándolas al entorno


 

 

 

 



Regresa a las noticias recientes

 


 

Inicio     |     Nosotros     |     Ecuador     |     Perú     |     México     |     Colombia     |     Donaciones     |     Galería     |     Socios

© Naturaleza y Cultura Internacional - Todos los derechos reservados
Espanol - English